Pedir Prestamo Rapido – Como Solicitar un Credito Rapido en 2019

TE RECOMENDAMOS:

Valoración del editor

Espectacular

Alguna vez te has preguntado ¿dónde pedir préstamo rápido? En las épocas modernas se ha vuelto cada vez más sencillo pedir crédito rápido, por medio de la red. En sólo cuestión de minutos y con apenas pocos papeleo para presentar y así obtener dinero en tu cuenta.

Si estás decidido a solicitar un préstamo personal rápido, con un servicio que otorgue las mejores condiciones de financiación del mercado. Dentro de la web encontrarás diversas ofertas del sector, proporcionando la oportunidad para comparar y así escoger el préstamo más conveniente. Así que a continuación se explicará más detalladamente sobre cómo pedir  crédito rápido.

Cómo conseguir un préstamo rápido

Después de mencionar sobre estas solicitudes la pregunta es ¿cómo conseguir un préstamo rápido? Para solicitar crédito rápido, es necesario escoger al sitio web de financiación, seleccionar la cantidad de dinero a pretender.

El proceso de solicitud se completará introduciendo datos personales y bancarios requeridos. Cuando se trata de una primera solicitud, hallarás ofertas de varios prestamistas concediendo este sin ningún interés.

Una vez que hayas escogido donde solicitar créditos rápidos, podrás comenzar el procedimiento de solicitud completando con la siguiente información:

  • Información personal: nombres y apellidos, documentos de identificación (DNI, Pasaporte o NIE), fecha de nacimiento, dirección de correo electrónico, número telefónico.
  • Información bancaria: acreditación de los ingresos regulares para demostrar que el solicitante está en capacidad de realizar la devolución del préstamo.

Dónde pedir un crédito rápido

Si te has llegado a preguntar ¿dónde pedir un préstamo rápido? La respuesta a esta interrogante, es que si es posible conseguirlos por medio de productos financieros que ofrecen dinero rápido en la red: Además de agregar, que no es necesario cumplir con demasiados requisitos o realizar varios trámites, para obtener la aprobación, tampoco hace falta otorgar explicación sobre la utilización del dinero prestado. Estos también pueden obtenerse a través de minicréditos en cuestión de unos pocos minutos

Ahora si tu preguntas es ¿cómo pedir un crédito rápido? Te aseguramos que este es un proceso extremadamente rápido a comparación de los casos presentados en la banca tradicional, los cuáles pueden tomar varios días. Considerando que siempre existe la posibilidad de que se necesite de ese dinero urgente y rápido. Es por esto que han surgido una serie de créditos rápidos, a los que cualquier personas puede acceder de manera instantánea y con pocos requisitos. Siendo solicitados principalmente vía web, en páginas de distintos bancos así como en entidades crediticias especializadas en esta forma de financiamiento.

Necesito dinero rápido

¿Quién no se ha dicho “necesito dinero rápido”? Pedir préstamos rápidos por internet se ha convertido en una actividad sencilla, segura y rápida. Es por esto que si te ves envuelto en algún imprevisto o problema económico que no puedas resolver, esta es una opción eficaz para obtener el monto que necesites.

Sin embargo pedir préstamo rápido no siempre es lo ideal, ya que antes debes asegurarte de que estás en capacidad de realizar la devolución sin dificultades, para así no empeorar más tu situación crediticia generando nuevas deudas.

Pedir dinero rápido

Al momento de pedir dinero rápido, la primera opción que se les ocurre a varios es acudir a la red. La ventana al mundo donde podemos hallar todo lo inimaginable, por lo que requerir un financiamiento se ha vuelto algo muy sencillo.

Cada vez son más y más las entidades donde se puede pedir préstamo rápido y fácil, de manera cómoda y sencilla en momentos de urgencia o crisis económica, cada vez hay más personas que se deciden a solicitar préstamo personal rápido.

Aún así lo recomendable es estar atento y no caer de una ante cualquier oferta de “pedir préstamo rápido”, es importante que antes verifiques la fiabilidad de las empresas que encuentres, consultar la privacidad de la misma, verificar el importe de los intereses si estos se presentan. Pero en efecto la cantidad de compañías que ofrecen este tipo de financiación han ido incrementando en los últimos años.

Solicitar préstamo rápido online

Pedir un crédito rápido por internet es una posibilidad que ha ayudado a varios en gastos como reparación de una casa, arreglar un carro u otro gasto inesperado. En varias plataformas podrás solicitar estos servicios, siguiendo unos pocos y sencillos pasos:

  • Varios de ellos disponen de simuladores, para así solicitar préstamo rápido sabiendo la cantidad exacta y el tiempo de este.
  • Pedir préstamo rápido e introduce tus datos.
  • Confirmar que eres titular de la cuenta bancaria a depositar el pago.
  • Esperar algunos minutos para recibir la notificación de aprobación vía sms o correo electrónico.

Dependiendo de los métodos de pago seleccionados o de la operación bancaria, el tiempo de entrega puede ser entre 24 a 48 horas. Además de ofrecer en la primera solicitud en algunas empresas, un anticipo gratis de 300 euros a regresar en un plazo alrededor de 30 días.

Solicitar crédito rápido con Asnef

Para los que aún tengan dudas, si es posible pedir crédito rápido con Asnef, así  podrás obtener la financiación necesaria por medio de un préstamo. Solicitar crédito rápido, sin importar Asnef implica que no importa si estás o no inscrito en un fichero de morosidad.

Como todos los clientes que se muestren interesados en pedir crédito rápido a través de la red, se deberán cumplir con los requisitos exigidos por los prestamistas e incluso acreditar que se cuenta con una fuente de ingresos regular.

Dos condiciones importantes a cumplir son:

  1. No tener ninguna deuda con instituciones bancarias.
  2. El importe de la deuda con motivo de introducción en Asnef debe contar con un importe mínimo fijado por la entidad del préstamo a la que se ha acudido

Estando en Asnef no podrás presentarte a todas las compañías que presten dinero. Y es que cuando haces una solicitud, la entidad financiera tiene el deber de verificar si eres una persona solvente para la devolución del pago, así como la inclusión de comprobación de ficheros de morosidad como Asnef o Rai.

De estar tú nombre en la lista de Asnef y necesitas solicitar un pago urgente, lo recomendable es contactar con prestamistas y explicar tu situación. Sin embargo no te preocupes si estás en este listado, esto no siempre implica que no estés en capacidad de pagar tus deudas. Tu presencia puede deberse a casos sencillos, como por ejemplo el impago de una factura de teléfono que hayas olvidado pagar.

En líneas generales, las compañías crediticias no tendrán problema en aceptar tu solicitud si el importe en Asnef es inferior a los 2000 euros y la deuda no es con ningún banco o entidad financiera.

Pedir crédito rápido sin nómina ni aval

¿Necesitas resolver algún problema financiero como deudas o hipotecas? Pero puedes encontrarte en una situación en la cual no puedes pedir dinero a los bancos debido a que no tengas trabajo y, por tanto,  tampoco una nómina. Por lo que muchas compañías han actualizado sus servicios surgiendo así los préstamos rápidos sin nómina. Otorgándoles a toda persona que tenga una urgente necesidad de dinero, la posibilidad de hacer una solicitud.

Pedir crédito rápido sin nómina

Dentro de la tipología se hallan préstamos sin nómina, presentan una subdivisión; sin nómina y sin nómina y sin aval, siendo estos los que requieren pocos trámites, no se pide justificación de ingresos, ni garantía para obtenerlo.

Te recordamos que no hay necesidad de nómina, pensión o no logras aportar un aval. Para solicitar un minicrédito, no se te pedirá nada de esto.

Algunos requisitos necesarios a presentar son:

  • Tener ingresos regulares: es importante demostrar que tienes capacidad de solvencia. Por lo que será necesario disponer de ingresos mensuales precisos, para poder realizar la respectiva devolución. Más no se requiere contar con nómina, logrando conseguir un préstamo sin nómina y sin aval, aún para personas pensionadas o aquellos que reciben prestaciones de forma recurrente.
  • Edad del solicitante: Es indispensable ser mayor de 18 años. Aunque algunas compañías poseen un requisito a cumplir un mínimo y máximo de edad establecido por políticas de riesgos. Por norma habitual el mínimo es entre 21 a 25 años y un máximo de 60 a 75 años.
  • Lugar residencial: Vivir en territorio español.
  • No estar en Asnef u otro fichero de impago:

Solicitar crédito rápido sin papeleos

En varios casos podrás pedir préstamo rápido sin nómina, trámites y tampoco envio de documentos. Aunque es posible que en otros casos sea necesario enviar o adjuntar documentos que verifiquen la autenticidad de los datos suministrados, entre estos están:

  • Documento de identidad (DNI o pasaporte): documento que te identifique como la persona que está haciendo la solicitud.
  • Justificante de ingresos mensuales: una acreditación formal que demuestre y justifique tus ingresos mensuales a enseñar cuando se realiza la petición del préstamo.
  • Extracto bancario: un justificante del banco acreditando tu solvencia en base al nivel de tus gastos e ingresos de los últimos meses.

Pedir crédito rápido sin intereses

Al solicitar crédito rápido vía online verás que esto cuenta con una interesante serie de ventajas:

  • Primer crédito libre de intereses: Muchas compañías acostumbran a ofrecer el primer crédito de forma gratuita. Siendo esta, de las ventajas más significativas al pedir crédito rápido, además de disponer la opción de solicitar préstamo rápido sin gastos ni comisiones
  • Crédito rápido sin papeles: no hay necesidad de trámites ni papeleo habitual para otros pagos distintos. Bastará con hacer la solicitud a través de la web y enviar la documentación requerida.
  • Posibilidad de devolver el préstamo por cuotas: Afortunadamente se han incrementado cada vez más las empresas que permiten a sus clientes hacer sus devoluciones a plazos, pudiendo llegar a períodos mayores a un año.
  • Sin nómina ni aval: Sólo se deberá cumplir con los requisitos que exijan los prestamistas, además de contar con ingresos fijos a acreditar.