El 45% de las personas usa créditos rápidos para afrontar sus imprevistos

Las crisis económicas que van surgiendo golpean el sistema financiero y el bolsillo de los ahorristas, desde el año 2008 el entorno de la economía doméstica se ha vuelto turbio. Entre medio de un camino tortuoso para las personas, comenzaron a surgir y a dominar el mercado las empresas de préstamos rápidos que se proponen dar una solución inmediata a la falta de liquidez.

Con características específicas:

  • Préstamos rápidos, con acreditación en minutos.
  • Bajos requisitos.
  • Sin papeleo.
  • Solicitud por internet.

La combinación entre características favorecedoras para los usuarios y la emergencia económica hacen un campo perfecto para la evolución y crecimiento de estas nuevas empresas como por ejemplo la de los préstamos Creditozen que proponen la entrega del préstamo en unos pocos minutos y sin casi requisitos desde su contacto, incluso permiten la aparición en ASNEF con ciertas condiciones.

Teniendo en cuenta las facilidades de obtención, sabemos por un estudio realizado por e-volucion que más de un 50% no da explicación alguna de los gastos que afronta con los préstamos solicitados. En la otra mitad, se sabe que:

  • El 44,93% lo usa para afrontar imprevistos.
  • El 11,83% admite que solicitó un préstamo rápido para hacer el pago de una factura adeudada.
  • El 8,37% usó el dinero para comprar alimentos a fin de mes.
  • El 7,78% para pagar multas y hacer reparaciones del coche.
  • El 6,12% para pagar la renta.
  • El 0,81% para pagar otro préstamo.

Tenemos que aclarar, también, que estos préstamos son conocidos como minicreditos, por sus bajos montos y de rápida obtención; por lo que se consideran como opciones para salir del paso y afrontar rápidamente una cuestión.

Pero en el caso de necesitar una financiación en específico como por ejemplo hipotecaria, las personas suelen buscar otras opciones como por ejemplo en entidades bancarias.